martes, 28 de junio de 2016

Deep web, el lado más oscuro de la red

Deep Web: La cara olvidada del internet


La mayoría de los que navegamos por internet utilizamos diferentes exploradores para dicho fin, tenemos a Chrome, Safari, Firefox, Edge, Opera entre muchos otros. Vemos videos en portales para dicho cometido, entramos a nuestras redes sociales, tiendas online y medios informativos. Pero existe una cara oculta de la red que permite que todos estos servicios funcionen, cara que es usada para actos terroristas e innumerables acciones delictivas. Esta cara es conocida popularmente como la “Deep Web” o web profunda en español.

Deep Web, noticias de tecnología

Este espacio es el que se dedica a alojar los diferentes servicios y servidores de información para la “surface web” que viene siendo la web normal que visitamos todos los días y engloba a páginas como Facebook, Youtube, entre otras. En este espacio el usuario puede navegar de una manera anónima ya que no tiene nombres de dominio (DNS) sino que es reemplazado por dominios propios .onion, los dominios varían en “profundidad” mientras más se escudriñe en esta cara del internet.



Este anonimato dado tanto por el navegador que usa los dominios .onion es aprovechado para realizar cualquier tipo de actividad dentro de este espacio web de una manera anónima. Jordi Serra, experto en seguridad informática, adscrito al UOC explica que entrando a la web oscura que tiene su propio navegador se puede navegar en ella sin dejar ningún rastro. Este anonimato es aprovechado por delincuentes para el comercio de diferentes sustancias y servicios ilegales.

El lado más oscuro de la red, noticias de tecnología

En los niveles medios de profundidad se pueden encontrar traficantes de armas, vendedores de drogas, secuestradores por encargo al igual que asesinos y proxenetas. Además alberga gran cantidad de GB de documentos clasificados e ilegales, como por ejemplo, documentos sobre cómo construir artefactos explosivos. Los dominios de esta web oscura están altamente cifrados y cambian constantemente, haciendo imposible un seguimiento de los mismos.


Sigue con un nuevo post en Sibohan:  El Unboxing a través del tiempo 


0 comentarios:

Publicar un comentario